lunes, 5 de enero de 2009

fronteras políticas

Mi ex jefe, además de ser detestable y mersa, tiene la forma craneana igualita a la de Tinelli. Cuando digo que es detestable me refiero a que es detestable, y cuando digo que es mersa, idem. Ni sus camisas millonarias ni sus corbatas lujosas lograban (ni deben lograr todavía) disimular el orangutan que lleva adentro. Un orangután que grita ronco por los pasillos de la oficina y abre las puertas a los golpes.

Lo odiaba al cuadrado. Llegué a pensar que nunca en su vida había sido joven, y mucho menos niño. Imaginé también que su carisma fue el precio que tuvo que pagar por acceder a su puestito de director berreta:

- Tengo un puestito en el estado provincial, ¿qué darías por ocuparlo?
- mmmm, mi carisma, nunca me sirvió de nada.
- bien, el puesto es suyo.

Fue así que se sentó por primera vez en en su despacho medio pelo con aire acondicionado roto y se sintió orgulloso de sí mismo. Y enarboló como eje de gestión el control de la planilla de asistencia, y sintió cómo el poder le hinchaba el pecho debajo su camisa desabrochada por tener facultad sobre el destino de 20 personas durante 6 horas diarias.

Una vez me llamó para revisar un informe que le había entregado y sólo se limitó a observarme el uso de las comas. Según él, que seguramente reprobó lengua en el colegio, las comas sólo se utilizaban para encerrar una idea secundaria dentro de una oración, por lo que sólo admitía dos comas entre punto y punto. Con una lapicera roja me había tachado y agregado comas a lo largo del texto, cual maestra ciruela. Me sentí sobrepasada por el hecho de que una cabeza tan grande pudiera alojar tan poca inteligencia.

Dicen que en La Plata, capital administrativa provincial, un gran porcentaje de la población es trabajador administrativo del estado. De esa porción, están los que cumplen con su carga horaria y destinan el resto del tiempo a hacer lo que realmente les gusta y elijen. Yo por suerte le escapé al destino.

3 comentarios:

Juliana dijo...

y quiero aclarar que está todo bien con los trabajadores del estado. Yo tengo un amigo estatal.

Anónimo dijo...

yo tengo un amigo judio :p

la solucion a todo esta en "el club de la pelea"

besis
F!

Ale_Reyes dijo...

Eu, tu amigo estatal soy yo???? Ja. Esta muy bien esto, che. Escribis tan lindo como te ves.